Amenazas no informáticas a las contraseñas del correo electrónico

ad

La privacidad del correo electrónico no esta amenazada únicamente por programas informáticos que roban contraseñas, existen otras amenazas que a veces no se toman en cuenta y que ponen de igual manera en riesgo la privacidad, me refiero al hecho de dejar nuestra sesión abierta.

Al acceder a nuestra bandeja de entrada de Hotmail algunas veces se selecciona la opción “recordar contraseña”, hacer esto resulta mas cómodo para volver a hacer, sin embargo representa un riesgo, quizá las personas que tienen acceso a tu computadora personal sean de confianza, mas nunca podemos estar 100% seguros, ademas tampoco existe la seguridad de que nunca llegara alguna persona que no sea de confianza a revisar la cuenta de correo electrónico que dejaste abierta o cualquier otra cuenta.

seguridad de las contraseñas

Si utilizas alguna aplicación de correo electrónico para el móvil es mas común que guardes la contraseña por comodidad, para así recibir notificaciones al instante, eso es mas cómodo pero también mas peligroso ya que un móvil es fácil que te lo roben, lo extravíes o alguien lo tome mientras estas durmiendo o haciendo otras labores. Es recomendable no dejar guardada la contraseña en ningún dispositivo móvil, parece una recomendación bastante lógica pero ponte a pensar… ¿cada cuanto tiempo pierdes un celular?, ¿cuantas contraseñas tienes guardadas en el móvil en las distintas aplicaciones?, ¿que tan seguido descuidas tu celular en presencia de otras personas?, ¿que tan importante es la información que manejas?, después de responder esas preguntas podrás decidir si en tu caso conviene o no guardar las contraseñas.

Otro descuido común es el hecho de poner contraseñas fáciles, cuando esto pasa no se necesita ningún programa automático para descubrir una contraseña. En una ocasión un hacker utilizando un troyano robo miles de contraseñas y las publico, se descubrió que un gran porcentaje de estas contraseñas eran del tipo “12345” con lo cual no hubiera sido necesario el uso de un programa informático, solo bastaba probar esa combinación con miles de cuentas y listo. Es preferible poner una contraseña difícil de interpretar, es posible que la olvidemos pero siempre tendremos la opción de recuperar contraseña.

Estos consejos pueden resultar bastante básicos, sin embargo el no hacer caso a estos simples consejos les ha costado a muchos usuarios perder el acceso a su cuenta de correo electrónico.