¿Cómo evitar ser víctima de fraude en redes sociales?

Los fraudes por internet han tenido un alza importante en los últimos años debido a la digitalización que hemos experimentado, sobre todo desde que inició la emergencia sanitaria por el Covid-19, siendo las redes sociales uno de los canales más utilizados para llevar a cabo este tipo de delito.  

Si bien, muchos pudieran pensar que las personas más expuestas o propensas a ser víctimas de estafas online son los adultos mayores o aquellos que tienen poco dominio sobre el uso del internet, lo cierto es que todos corremos el riesgo de ser atacados por piratas informáticos en algún momento.  

Como mejorar seguridad en internet

Según un informe acerca del fraude, las redes sociales corresponden a la vía más rentable para que los estafadores lleguen a los consumidores y logren su objetivo criminal. Una de las tácticas más implementadas en la actualidad suele basarse en estrategias psicológicas para aprovecharse de las vulnerabilidades emocionales de las víctimas, haciéndose pasar por amigos o familiares que necesitan resolver una emergencia personal, ya sea de salud o económica, por lo que tienden a pedir préstamos en línea o “vender productos” para solventar la supuesta emergencia, y una vez que la persona accede a enviarle el pago, terminan saliéndose con la suya. 

Ante esta situación, hemos recopilado información relevante sobre los métodos más comunes de fraudes que los estafadores en línea suelen utilizar para engañar a sus víctimas, de forma que puedas estar preparado ante cualquier evento sospechoso. 

Tipos de estafas más practicadas por piratas informáticos en redes sociales

Los delincuentes cibernéticos crean planes estratégicos para atacar a sus víctimas de diferentes maneras, basándose en las interacciones y el comportamiento de las personas para encontrar sus puntos débiles y poder llevar a cabo su plan. Algunas de sus tácticas más utilizadas se muestran a continuación:

Hacerse pasar por celebridades o empresas 

Las redes sociales se han convertido en el medio favorito de los influencers para conectar con sus fanáticos, creando comunidades fieles y dispuestas a colaborar en lo que sea necesario para apoyar a sus ídolos. Esto es algo que los estafadores saben muy bien, y por ello buscan aprovecharse para cometer sus fechorías, haciéndose pasar por falsas celebridades para pedirle a los seguidores que realicen acciones convenientes para ellos, como, por ejemplo, realizar “donaciones benéficas”, adquirir entradas a “supuestos conciertos” o “Meet & Greet”, comprar merch, entre otras actividades de las que puedan sacar ventaja.  

Lo mismo sucede con las empresas falsas, los hackers pueden crear perfiles idénticos a los de las marcas oficiales y hacerse pasar por ellos, promocionando campañas falsas y ofreciendo productos y servicios ficticios con el objetivo de robarle el dinero a los consumidores. 

Plataformas falsas 

Recibir mensajes random en el buzón de mensaje de tu correo, donde te hagan preguntas como “¿eres tú quien aparece en esta foto o video?”, es otra actividad sospechosa de la que debes alejarte, pues por lo general, los estafadores tienden a enviar un enlace con una “supuesta evidencia” de algo que hiciste, con el propósito de que ingreses al link para ver de qué se trata. Al hacerlo, serás redireccionado a un sitio que plagia a una de las redes sociales populares donde debes iniciar sesión y así poder obtener tus credenciales para acceder a tu cuenta. La mejor forma de protegerte en estos casos es ignorar este tipo de mensajes o eliminarlos directamente. 

Cuestionarios en Facebook

Otra táctica bastante astuta que utilizan los estafadores para sacar información valiosa de sus víctimas es aplicar cuestionarios en plataformas como Facebook, donde las personas responden a preguntas simples y divertidas, lo cual puede parecer una actividad completamente inofensiva; pero la realidad es que muchos hackers se aprovechan de esta herramienta para sacar datos personales sueltos de los usuarios y poder acceder a sus perfiles con el fin de apoderarse de su identidad en internet. 

De igual forma, es importante que evites responder a preguntas como el nombre de tu mascota o la escuela en la que estudiaste, puesto que la mayoría de entidades bancarias suele aplicar este tipo de preguntas en su sistema de seguridad, por lo que, al responderla, le estarías dando el poder al estafador de acceder a tu cuenta. 

Personas desaparecidas

Este método es bastante cruel y consiste en hacerse pasar por secuestradores o individuos que aseguran saber dónde se encuentra el desaparecido para exigir pagos de rescate. El estafador se encarga de ponerse en contacto con los familiares de la persona desaparecida, afirmando tener al ser querido, pero para entregarlo, primero deben pagar por el rescate. Los familiares al sentirse desesperados aceptan el trato y realizan el pago, quedando estafados. 

Catfishing

Algunos piratas informáticos crean perfiles falsos en redes sociales de citas como Tinder, haciéndose pasar por otras personas para intentar conquistar a sus víctimas, sacándoles información de interés para cometer sus delitos. Este tipo de engaños es uno de los más comunes en internet y no se limita a las apps de citas, sino que también puede ser aplicado en cualquier anuncio engañoso en redes sociales.  

Emergencias personales 

Una de las modalidades más aplicadas en la actualidad para cometer fraude en redes sociales es hacerse pasar por amigos, familiares o seres queridos para pedir dinero para solventar alguna emergencia. Por lo general, el estafador establece contacto con su víctima por medio de chats privados en Facebook, Twitter, Instagram e incluso WhatsApp. 

Servicios de salud 

A raíz de la pandemia por el coronavirus, muchos estafadores han utilizado sus habilidades informáticas para aprovecharse de las personas, publicando anuncios falsos, donde ofrecen servicios privados para aplicar pruebas y/o tratamientos contra el Covid-19, valiéndose de campañas en plataformas como Facebook o Instagram.

¿Por qué los estafadores prefieren las redes sociales para cometer sus delitos?

La razón por la que los cibercriminales suelen utilizar las redes sociales para estafar a sus víctimas es porque les permite descubrir los miedos y vulnerabilidades de las personas, detectando sus puntos débiles de los cuales sacar provecho. Lo que sucede es que las redes sociales se han convertido en sitios cercanos e informales donde las personas pueden expresar sus sentimientos, emociones, frustraciones y deseos, compartiendo suficiente información como para que los criminales puedan suplantar identidades y elaborar sus planes para tender trampas. 

Consejos para evitar ser víctimas de estafas en redes sociales

Verifica y actualiza las configuraciones de privacidad. Una de las formas de mantenerte protegido contra los piratas informáticos es revisar con regularidad la configuración de privacidad de tus cuentas en redes sociales y limitar el acceso a tus publicaciones e información personal, de forma que solo puedan verlas las personas que conoces.

No uses la misma contraseña en todas tus redes. Acostúmbrate a establecer distintas contraseñas en tus cuentas, aplicando capas de seguridad adicionales, como la autenticación en dos pasos, por ejemplo. De esta manera tendrás la tranquilidad de que solo tú puedes ingresar a tu cuenta.  

Ponte en contacto con tus amigos y familiares en caso de recibir algún mensaje sospechoso. Muchos estafadores se hacen pasar por personas cercanas a las víctimas en redes sociales, fingiendo tener una necesidad urgente o presentar propuestas de negocios. Por lo tanto, antes de acceder a su solicitud, comunícate con la persona por otros medios (preferiblemente por videollamada), para asegurarte de que la información sea real.    

Evita publicar información que pueda dar pie a una estafa. Datos como tu ubicación, ingresos, profesión, lugar donde trabajas, documento de identidad, entre otros, pueden ser utilizados por hackers para robar tu identidad, por lo que debes ser muy cuidadoso con lo que publicas. 

Deja un comentario