Cómo proteger tu ecommerce de ataques informáticos

Las herramientas que actualmente existen en el mercado para crear un comercio electrónico son cada vez más y por lo tanto, hacen el proceso más fácil. Sin embargo, la creciente de ecommerce también incrementan los riesgos y engaños de los piratas informáticos, por lo que es más común el fraude y las imitaciones de tiendas.

Para evitar riesgos de ese tipo, te presentamos siete formas en que para proteger tu tienda electrónica de la piratería, el fraude o imitaciones, sobre todo pensados para empresas pequeñas que están incursionando en este mundo digital.

Registra el nombre y logotipo de tu empresa

Proteger ecommerce de ataques informáticos

Para asegurarte de que nadie más pueda utilizar tu nombre y logotipo, tienes que registrarlo como marca. Esto usualmente se puede hacer con un abogado especializado, ellos te pueden ayudar con el proceso y este cambia de país en país.

Esto puede ayudar a emprender acciones legales contra copiadores u otros negocios que busquen robar sus ideas. Si bien no detiene a un ladrón, sirve como base para emprender cualquier acción legal.

Utilizar una plataforma de comercio electrónico de confianza

En el mercado hay muchísimas, usualmente pensadas para diferentes procesos. Sin embargo, si lo que determina tu decisión es el precio, podrías estar en un problema. Confiar en marcas establecidas y pagar por ello, significa que estás adquiriendo personas que te ayuden a construir y alojar tu tienda, pero también de ocuparse de problemas como la seguridad.

No olvides que un buen proveedor de comercio electrónico supervisará constantemente todas las tiendas de su plataforma en busca de problemas de seguridad y desplegará soluciones a medida que se encuentren problemas tras bambalinas para ocuparse de cualquier problema de seguridad antes de que se convierta en un problema.

Uitliza el protocolo HTTP con SSL (HTTPS)

«Secure Sockets Layer” (SSL) es la tecnología de seguridad estándar para establecer un enlace cifrado entre un servidor web y un navegador. Esto garantiza que todos los datos que se transmiten entre el servidor web y los navegadores siguen siendo privados e íntegros. 

Los SSL son de vital importancia para las transacciones de comercio electrónico, ya que ayudan a garantizar la protección de la información financiera y personal sensible que se brinda en los pagos por internet que los clientes hacen.

Para un nivel de seguridad aún mayor, se recomienda activar la seguridad de transporte estricta HTTP o HSTS. El cual indica  a los navegadores web que redirijan automáticamente las peticiones HTTP a HTTPS y evita que los usuarios anulen las advertencias de certificados no válidos. 

Con ello se reduce la posibilidad de modificaciones fraudulentas en las peticiones web de tus usuarios y ayuda a prevenir los ataques man-in-the-middle.

Asegúrate que tu sitio web cumple con la norma PCI DSS

Si estás procesando pagos en línea, tendrás que asegurarte de que tu sitio cumple con PCI DSS, el estándar de seguridad de datos a la hora de pagar con tarjeta, el cual fue supervisado por las principales marcas, por lo que debe seguir ciertas reglas para que sea válido (pues dan un certificado de que se cumple”.

Por fortuna, hay muchas plataformas que te pueden ayudar a integrar el proceso de pago con tarjeta para que tú no tengas que realizar todo un desarrollo inmenso y costoso. Solo revisa que tengan algo de prestigio y sean utilizados por plataformas conocidas, los cuales encriptan y almacenan la información de las tarjetas de crédito por ti.

Mantén tu sitio actualizado

Usualmente los sitios están construidos sobre plataformas que hacen más fácil todo, como el caso de WordPress, Shopify, Magento y más, pero ellas, cada cierto tiempo lanzan una actualización para mantener todas las páginas seguras.

De no hacerlo, podrías poner en riesgo tu sitio electrónico, pues una vez descubierta una vulnerabilidad, es posible que sea explotada y justo lo que hace una actualización es encontrar una solución a esa debilidad. Así que mantener tu sitio web y el software backend actualizados con los últimos parches de seguridad es el paso más importante que puedes hacer en un pequeño negocio para detener un posible ataque.

Usualmente estas actualizaciones aparecen como notificaciones, correos y mensajes, así que mantente al tanto de tus cuentas para estar siempre al día. Eso sí, no olvides que la seguridad extra siempre ayuda y por ello, nunca está de más armarse con cortafuegos para ayudar a protegerte contra vulnerabilidades.

Implementa contraseñas fuertes

Este paso es básico, pero que muchas personas pasan por alto y se siguen utilizando passwords tan simples como 123 o abc, lo que hace que sean fáciles de descifrar. Muchas veces los hackers utilizan el método de “fuerza bruta” para descifrar una contraseña, si tú tienes algo como los ejemplos pasados, estás en un problema.

Una buena idea es utilizar un software de gestión de contraseñas, que simplifica la vida enormemente dado que solo tienes que recordar la contraseña de acceso al gestor, lo que te da acceso  a todas las demás que el programa genera, guarda y protege de forma automática. 

Así que utiliza contraseñas aleatorias y largas hace que un robo sea menos probable. Una buena idea es utilizar combinaciones de letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Eso sí, no olvides cambiar tus contraseñas cada 6 meses como mínimo.

¿Qué hacer si tu ecommerce es hackeado?

Asegúrate de que realizas copias de seguridad periódicas de tu sitio web, en un servidor o servicio seguro y externo. De este modo, en caso de que tu sitio quede inutilizado o sea hackeado, podrás restaurarlo fácilmente.

Es importante minimizar el riesgo de sufrir un ataque informático aplicando parches al software con regularidad, utilizando contraseñas seguras e instalando software antivirus, pero no se pueden evitar todas las infracciones; así que en caso de que un pirata informático acceda a sus datos, una póliza de responsabilidad cibernética puede ser un salvavidas. 

Sí, existen seguros cibernéticos que cubren los costes de notificación a los clientes afectados, la investigación de la violación y la compra de servicios de control de crédito para los clientes afectados. Esto es importante porque hay legislaciones que exigen a las empresas prestar esos servicios.

Deja un comentario